Aprender a Pensar

Bitácora de clase

José Biedma López

IES Francisco de los Cobos y UNED de Úbeda

¿Los prefieren canallas?


bad boy pis

¿Es verdad que las chicas los prefieren canallas? ¿Tienen más séxapil (sex appeal, llamada, reclamo, atractivo sexual) los chicos malos, fanfarrones y arrogantes, que los chicos formales, modestos y buenas personas?

Los psicólogos hablan de la tríada oscura, tres rasgos antisociales de la personalidad: narcisismo, psicopatía y maquiavelismo. Por narcisismo entendemos una especie enfermiza de veneración o amor vanidoso por uno mismo, un exceso de autoestima que implica desatención por todo lo que no sea Yo, y que hace objeto de deseo, morbosamente, a la propia identidad, real o imaginaria. Como en la antigua fábula del joven Narciso, este autoerotismo egocéntrico está condenado al fracaso y la esterilidad.

Un psicópata es un enfermo mental, una persona con trastornos de comportamiento. Y por maquiavelismo entendemos una mezcla de astucia y falta de escrúpulos morales. Al maquiavélico no le importa mentir o pisotear a quien sea, siempre y cuando pueda satisfacer con ello sus deseos, ambiciones o caprichos.

Los psicólogos saben desde hace tiempo que estos tres rasgos, narcisismo, trastorno del comportamiento y maquiavelismo, suelen presentarse juntos, por eso hablan de “tríada”. Parece natural pensar que este talante psicológico y moral no facilita las relaciones amistosas, sino más bien al contrario, y que una persona así se quedará sola y espantará a los demás.

Y sin embargo, algunos psicólogos mantienen que los jóvenes narcisistas, psicópatas y maquiavélicos ligan más y tienen más relaciones sexuales que los hombres “cariñosos”, aunque prefieran las relaciones superficiales a las estables, la aventura fugaz al matrimonio. Los egoístas, presumidos y arrogantes se llevan “la gata” a la cama, aunque luego la abandonen pronto, y tienen más éxito sexual que los discretos, sencillos y generosos. Al parecer, a muchas chicas les gustan los tipos antisociales y malos, al menos,  en su primera juventud, cuando los deseos instintivos y las emociones pesan más que las razones y los cálculos.

Bad-boy-Club

Mark Nelissen, biólogo belga, especialista en psicología evolutiva, ensaya una explicación para este extraño hecho: que ellas los prefieran malos.

A causa del gran tamaño de nuestro cerebro y cráneo, los cachorros humanos nacen muy inmaduros. Así que necesitan más protección para salir adelante que las crías de otras especies. En los clanes y tribus primitivos, las madres solteras tendrían serias dificultades para sacar adelante a sus hijos. Los hijos de los buenos padres de familia, protegidos y alimentados por éstos, tendrían más posibilidades de llegar a adultos y, por tanto, de reproducir y extender la predisposición genética a la fidelidad en sus descendientes.

Sin embargo, las relaciones fugaces, donjuanescas, también tienen sus ventajas evolutivas. Los hombres que mariposean de aquí para allá fecundan a muchas mujeres, no tienen que esperar un año para producir otro hijo, y pueden tener más descendientes de varias mujeres que aquellos unidos fielmente a una pareja estable y que sólo tienen descendientes de una mujer. Por otra parte, esos donjuanes infieles no invierten energía en el cuidado de la prole, no tienen que pagar vestidos ni matrículas, abandonan sus hijos e hijas biológicos a su suerte, así que están libres, fuertes y activos, para pasar de una relación esporádica a otra, seduciendo a muchas mujeres.

Son dos estrategias masculinas diferentes, cada una con sus propios beneficios evolutivos. Esto puede explicar la conducta de los chicos malos, pero no aclara por qué las chicas sucumben a sus encantos, por qué a las jóvenes las pone el estilo canalla y chulesco de don Juan. Lo lógico es que en el pasado, las abuelas de estas chicas prefirieran a los hombres formales, fieles y comprometidos con el cuidado de sus hijos. Pero si hubiera sido así, los genes de los “casanovas” no habrían prosperado y los tipos narcisistas y maquiavélicos habrían desaparecido. Y este no es el caso.

Charli Sheen

Resultó más bien que las chicas que se mostraron receptivas sexualmente, ante las insinuaciones de los chicos malos de la “tríada oscura”, también tuvieron hijos e hijas cuyos genes encerraban la predilección por las relaciones múltiples y a corto plazo ¡y de este modo se aseguraban un gran número de nietos!, pues los hijos eran tan frívolos y bravucones como los padres y sembraban y dispersaban su esperma en los úteros de muchas mujeres. Y un gran número de nietos es sinónimo de éxito evolutivo. Si bien es cierto que sus retoños de madres solteras tenían menos posibilidades de sobrevivir, los hijos supervivientes les dieron multitud de nietos al dejar embarazadas a muchas hembras embobadas por sus “encantos” de bad boys.

 

Bibliografía

Don Juan

Mark Nelissen. Darwin en el supermercado. Ariel, Barcelona 2012.

Ejercicios y actividades

1. ¿Quién fue don Juan Tenorio? ¿Cómo acaba el personaje en la obra de Tirso de Molina? ¿Y en la de Zorrilla?

2. ¿Quién fue Casanova?

3. ¿Quién fue Maquiavelo? ¿Dónde y cuándo vivió y qué dejó escrito? ¿Por qué es importante su obra en la historia del pensamiento político?

4. Investigue sobre el mito de Narciso y sobre el narcisismo como perturbación psicológica y sexual.

5. ¿Cree usted que estamos completamente condicionados por los genes para hacer lo que hacemos? ¿O los genes sólo nos predisponen y nosotros o nosotras decidimos?

6. Para ser leal, ¿hay a veces que oponerse o reprimir nuestras tendencias naturales? Ponga ejemplos.



escrito el 12 de Octubre de 2013 por en General

etiquetas: , , , , , , , , ,


2 Comentarios en ¿Los prefieren canallas?

  1. vlc77beta | 15-06-2014 a las 2:48 | Denunciar Comentario
    1

    La filosofía amigo es para mi el arte de la dualidad; el arte de polarizar el pensamiento siguiendo un punto de vista, el contrario o los infinitos intermedios entre los extremos. Siguiendo una razón temporal, lógica, social, metafísica o fantástica.

    En el intento reconciliar una filosofía determinada con bases genéticas o psicológicas se escapan muchas posibilidades multifactoriales que desgraciadamente sólo se ciñen al caso concreto, a los millones de casos concretos de cada vida humana en el planeta. Es por esto que al generalizar hablando de “chicos malos” o “chicos buenos” se pierde por el camino la causa de que estas personas sean de una determinada manera u otra, que es en realidad lo que determina su conducta.

    Sí, yo he sido un chico malo para algun@s pero también un chico bueno para otr@s. He vivido en los extremos y también he intentado seguir la senda del equilibrio… no existe. O por lo menos para mi no.

    Lo que si sé es la causa que lo provocó en mi caso y no puedo sino dar las gracias a la vida que me ha permitido vivir unas cuantas vidas dentro de la misma y ser siempre lo que he querido ser, yo mismo.

    Aunque para mi sea imposible por ahora vivir en equilibrio, no sabes la de riqueza en experiencias que he ido recogiendo por el camino. Intentando por lo menos no rebasar unos límites que he sabido diferenciar a priori o a posteriori de las experiencias pero que siempre han sido definidos antes en mi psique de manera más o menos clara.

    No sé como explicarte esos límites y si eso te ayudaría a comprender, si ese es tu deseo, porqué estos chicos “malos” actúan así. Pero lo más que se acerca a esa explicación en mi entendimiento es la fábula Taoísta de la “vía del bandido” que coloco a continuación.

    Un saludo amigo desconocido.

    “Un aprendiz de ladrón se unió a la banda del viejo Zhi, un famoso bandido que, desde hacía décadas, atracaba a los ricos y
    permitía la subsistencia de más de ocho mil almas.

    Una noche, durante un banquete, el nuevo recluta preguntó al patriarca de los truhanes cuál era el secreto de su éxito. El viejo Zhi vació su copa, se limpió la barba con la manga y contestó;

    —¿Acaso todo arte verdadero no es una Vía que conduce al Tao?

    Debes saber que la maestría de nuestro oficio descansa sobre cinco virtudes: la inspiración, la valentía, la bondad, la
    prudencia y la justicia.

    —Pero, jefe —contestó el novato—, ¡eso no es, sin embargo. lo que se espera de un bandido!

    —Cállate, ignorante, y escucha qué principios debe cultivar un maestro ladrón que desee alcanzar una edad respetable.

    Adivinar dónde se encuentra una gran talega, ésa es la
    inspiración.

    Ser el primero en introducirse en los lugares, ésa
    es la valentía.

    Ser el último en retirarse para cubrir a sus hombres, ésa es la bondad.

    Saber sopesar si el golpe es demasiado arriesgado, ésa es la prudencia.

    Repartir el botín de forma equitativa, ésa es la justicia.”

  2. vlc77beta | 15-06-2014 a las 2:49 | Denunciar Comentario
    2

    Ese es mi correo, no el hotmail.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar